La nueva Ley, una oportunidad perdida para poner a Madrid a la vanguardia de los servicios sociales

202215 Dic.

Logotipo de la PTSCM

  • Tras más de dos años de trabajo con los diferentes grupos parlamentarios, se rechazan todas las medidas propuestas por las organizaciones sociales 
  • El tercer sector madrileño asegura que la nueva norma no tiene la ambición suficiente para el abordaje de las necesidades sociales 

 

La Plataforma del Tercer Sector de la Comunidad de Madrid (PTSCM), que representa a 16 de las más relevantes entidades sociales de la Comunidad, muestra su preocupación ante la aprobación, esta misma mañana, de una nueva Ley de Servicios Sociales que no incluye ninguna de las enmiendas planteadas por las organizaciones sociales. 

 

La PTSCM lleva más de dos años trabajando para que la actualización de esta normativa se centre en las personas, a quienes va dirigida, y para que esté apoyada en los principios fundamentales de defensa de la dignidad, universalidad, igualdad, no discriminación y equidad. 

 

Sin embargo, lamentan que la consejería de Familia, Juventud y Política Social haya hecho oídos sordos a las aportaciones de las organizaciones sociales y, por tanto, a la población vulnerable de la región. Consideran que una ley que está llamada a atender al conjunto de la sociedad madrileña antes o después, no puede hacerse de espaldas a quienes tienen el conocimiento y la experiencia y viven día a día al pie de la realidad social ante un futuro complejo. 

 

Durante el trámite parlamentario las organizaciones del tercer sector madrileño celebraron numerosas reuniones con los grupos políticos y con la Comunidad de Madrid y se elaboró una propuesta con 23 enmiendas que consideraban esenciales a la hora de elaborar la nueva normativa.

 

En este sentido, el presidente de la Plataforma del Tercer Sector de la Comunidad de Madrid, Mariano Casado, compareció en la Comisión de Política Social de la Asamblea de Madrid el pasado 17 de octubre de 2022 instando a los grupos parlamentarios a dialogar para lograr la mejor ley posible. “Entiendo el diálogo no como reunirse sino como mantener una escucha activa de la que resulte algo positivo”, manifestaba el presidente y añadió “cuando planteas propuestas por más distintas que sean, alguna al menos debe considerarse”. 

 

El rechazo de todas las enmiendas planteadas genera preocupación y decepción en las organizaciones sociales ante una nueva norma de gran calado en un proceso que no ha puesto en valor el importante papel de las organizaciones sociales y la colaboración público privada y que además, aseguran, no está adaptada a las demandas de una sociedad madrileña que ha vivido un proceso de transformación importante: envejecimiento poblacional, reducción cada vez más significativa de la natalidad, sociedad más diversa y crecimiento de la desigualdad. “Intuimos que han preferido sacar una ley a cualquier precio, cortoplacista, sin las suficientes miras para abordar el futuro”, concluye el presidente de la PTSCM.

 

 

 

Compartir en: