CERMI Comunidad de Madrid exige acabar con la exclusión y la violencia que aún sufren las mujeres y niñas con discapacidad

202208 Mar.

Titular de la nota de prensa

  • La entidad se suma al manifiesto de la Fundación CERMI Mujeres, para denunciar, un año más, las situaciones de exclusión a las que las mujeres con discapacidad se ven sometidas de manera sistemática como ciudadanas
  • Se puede acceder al texto del manifiesto completo en este enlace

El Comité de Entidades Representantes de Personas con Discapacidad de la Comunidad de Madrid (CERMI Comunidad de Madrid) exige acabar con las situaciones de exclusión de las mujeres y niñas con discapacidad,  a las que se ven sometidas de manera sistemática como ciudadanas.

De esta forma, CERMI Comunidad de Madrid se adhiere al manifiesto publicado por la Fundación CERMI Mujeres (FCM) con motivo del Día Internacional de la Mujer, que también ha sido elaborado en lectura fácil, pictogramas y lengua de signos, con el fin de garantizar la accesibilidad de sus reivindicaciones para todas las personas con discapacidad.

Desde ambas entidades reiteran que, a pesar de los retos alcanzados en la conquista de derechos y cambios normativos durante estos últimos 25 años, queda aún mucho camino por recorrer; según datos del XII Informe Anual del Observatorio Estatal de Violencia sobre la Mujer 2018, el 20% de las mujeres que fueron asesinadas por sus parejas y/o exparejas en nuestro país durante ese año tenían algún tipo de discapacidad. 

Son necesarias políticas públicas en materia de violencia contra las mujeres que tomen seriamente en consideración la situación específica de la mujer con Discapacidad. Ni los recursos, ni los servicios de atención en este ámbito son plenamente accesibles, tampoco son inclusivos. Las y los profesionales especializados no cuentan con una formación idónea para dar respuesta a esta realidad, ni se han establecido protocolos de actuación adecuados que permitan un abordaje integral; a esto hay que añadir los innumerables obstáculos que deben salvar las mujeres con discapacidad a la hora de denunciar la violencia, así como la falta de credibilidad que como denunciantes y testigos tienen, sin olvidar las barreras de todo tipo que impiden acceder a la justicia en igualdad de condiciones; los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres y niñas con discapacidad continúan siendo un terreno vedado.

A las distintas formas de violencia, hay que sumar la sistemática violencia económica a la que se ven sometidas como trabajadoras en precario, la tasa de paro de la mujer con discapacidad es 7 puntos superior a la de la población sin discapacidad. Esta situación aboca directamente a la pobreza y a la exclusión social sin paliativos.

Por todo ello, la FCM y CERMI Comunidad de Madrid exigen: que se pongan en marcha todas las medidas contenidas en el Pacto de Estado contra la Violencia de Género; que se garantice la equidad en el acceso a los servicios de salud, incluidos los servicios de salud sexual y reproductiva;  que se arbitren medidas de reparación integral dirigidas a las mujeres con discapacidad esterilizadas forzadamente, en el pasado y en el presente, para resarcir el daño ocasionado por estas prácticas contrarias a los derechos humanos; que se diseñen y apliquen políticas públicas de empleo que tengan presente la igualdad de las mujeres por razón de género y discapacidad en un enfoque de doble vía. 

Por último, resaltan la necesidad de que se pongan en marcha políticas eficaces de promoción de la autonomía personal y de atención a las personas en situación de dependencia, que hagan especial incidencia en la desinstitucionalización de mujeres y hombres con discapacidad, en el marco del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, impulsando así una política de cuidados concebida desde un enfoque de derechos humanos. 

Compartir en: