El movimiento CERMI agradece a Ciudadanos que lleve la reforma de la Ley de Propiedad Horizontal a la agenda legislativa

Jueves24 Sep.

Titular de la nota de prensa

El Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI) y el Comité de Entidades Representantes de Personas con Discapacidad de la Comunidad de Madrid (CERMI Comunidad de Madrid) agradecen al Grupo Parlamentario de Ciudadanos en la Asamblea de Madrid la presentación hoy en el registro de este Parlamento autonómico de una proposición de Ley de reforma de la Ley de Propiedad Horizontal, a fin de favorecer la realización de obras y actuaciones de accesibilidad en los inmuebles sometidos a este régimen jurídico.

El propósito de presentar en la Asamblea de Madrid esta iniciativa, es lograr que en su momento pueda llegar al Congreso de los Diputados, al ser una materia de competencia estatal, pues la Constitución Española permite a los parlamentos autonómicos plantear a la Cortes Generales propuestas normativas sobre legislación reservada al Estado, para su toma en consideración y adopción en su caso.

La proposición de Ley de Ciudadanos, demandada y planteada por el movimiento CERMI, se dirige a modificar la Ley de Propiedad Horizontal haciendo obligatorias las obras y actuaciones de accesibilidad en los inmuebles siempre que las soliciten vecinos con discapacidad reconocida o mayores de 70 años, sin limitaciones, como ocurre ahora, por razón del coste.

En toda España, más de 100.000 personas, con discapacidad y mayores, están permanentemente confiadas en sus viviendas, sin poder salir, por ausencia de accesibilidad en los elementos comunes de sus edificios (inexistencia de ascensores o de rampas, etc.), lo que constituye una violación gravísima de los derechos a la libertad de desplazamiento y a una vivienda digna y adecuada, reconocidos a la Constitución.

Si la Asamblea de Madrid toma en consideración y aprueba esta proposición de Ley presentada por Ciudadanos, la misma pasaría al Congreso de los Diputados, Cámara que tendría que pronunciarse sobre su admisión, y si es positiva, continuaría su tramitación parlamentaria como cualquier otra iniciativa legal.

Esta mismo camino legislativo ya se siguió con la histórica reforma de la Ley Orgánica de Régimen Electoral General, que extendió el derecho de voto a todas las personas con discapacidad, sin excepciones, que se inició en la Asamblea de Madrid a demanda del movimiento CERMI y terminó siendo aprobada por unanimidad de las Cortes Generales (Congreso y Senado) y hoy felizmente en vigor.

 

Compartir en: