CERMI Madrid denuncia que las actuaciones urbanísticas llevadas a cabo por el Ayuntamiento en la zona de Chueca colocan en grave riesgo a las personas con discapacidad

Miércoles28 Feb.

Imagen de una de las calles ya remodeladas

  • La actuación en el barrio de Chueca y zonas aledañas se ha iniciado el pasado verano y, teóricamente, pretende como objetivo mejorar la movilidad peatonal en la zona. Sin embargo, el mal diseño llevado a cabo coloca en grave riesgo a las personas con discapacidad
  • El Ayuntamiento comprometió formalmente en la comisión de urbanismo del Consejo para la Promoción de la Accesibilidad de la Comunidad de Madrid, la realización de un estudio piloto que jamás llegó a realizarse pese a la insistencia en ello del CERMI Comunidad de Madrid
  • Las actuaciones que se están desarrollando, constituyen un claro ejemplo de malas prácticas por generación de peligro a peatones con discapacidad que CERMI Comunidad de Madrid expondrá en todos aquéllos foros técnicos, de discusión o de representación en los que participe
  • CERMI Madrid exige la inmediata rectificación al Ayto. de la capital y manifiesta que acudirá a todos los organismos competentes para impedir la extensión del mal diseño y manifiesta que el Ayuntamiento será el único responsable de cualquier posible accidente que se produzca por la aplicación de dicho diseño

El Comité de Entidades Representantes de Personas con Discapacidad de la Comunidad de Madrid (CERMI Comunidad de Madrid) denuncia la grave situación de riesgo que se genera para todas las personas y, en especial, para las que presentan discapacidad, por el mal diseño aplicado a las actuaciones llevadas a cabo en el barrio de Chueca y zonas próximas al mismo. Con dichas actuaciones, el Ayuntamiento de Madrid pretende la mejora de las condiciones de movilidad peatonal en la zona centro de Madrid, sin embargo, la aplicación de criterios erróneos y no contrastados, deja de lado el que ha de prevalecer por encima de cualquier otro: la seguridad de las personas.

Un ejemplo palmario de esta mala práctica se ha producido entre otras en las calles Hernán Cortés y Farmacia que, tras su remodelación, ponen de manifiesto las circunstancias objetivas de riesgo para la personas que allí se producen. En la actuación no se señaliza adecuadamente en el suelo la zona de tránsito seguro para las personas con problemas de visión o de comprensión. Aspecto básico en este tipo de acondicionamientos dado que, cuando alguna persona con discapacidad no ve o ve poco, o tiene dificultades en la comprensión, no puede determinar con claridad el lugar por el que ha de transitar para no entrar en riesgo con los vehículos que transitan al mismo nivel por la plataforma.

El Ayuntamiento se comprometió formalmente la realización de un estudio piloto previo a las actuaciones ante la comisión de edificación y urbanismo del Consejo para la Promoción de la Accesibilidad y Supresión de Barreras de la Comunidad de Madrid, faltando a su compromiso dado que ese estudio jamás se llegó a producir pese a la solicitud reiterada de CERMI Madrid.

CERMI Comunidad de Madrid reitera que la condición básica a cubrir por cualquier actuación a desarrollar en el espacio público es, precisamente, la de garantizar la seguridad y denuncia que el Ayuntamiento de la capital, de manera inexplicable, ha decidido no priorizar este elemento básico sin el que no se produce accesibilidad alguna aludiendo para ello, en un intento de ocultar el tremendo error que se ha producido en las actuaciones por falta de realización del estudio piloto comprometido oficialmente, a argumentos carentes del más mínimo rigor, como por ejemplo, las posibles molestias a originar a los vecinos o viandantes, o el ancho libre exigible a una calzada, cuando el concepto de calzada y acera o el de zona de paso exclusivo de peatones desaparecen, precisamente, en una plataforma única.

Añadido a lo anterior y para agravar aún más si cabe la situación, se produce el hecho de que, el área sobre la que se están produciendo las actuaciones, alberga distintos organismos que representan a las personas con discapacidad produciéndose, por tanto, un alto tránsito de integrantes de dicho colectivo.

CERMI Comunidad de Madrid, como organismo que legítimamente representa al movimiento asociativo de las personas con discapacidad en el territorio de la Comunidad Autónoma, exige la inmediata rectificación al Ayuntamiento de la capital indicando que mantendrá una actitud firme de denuncia de este tipo de actuaciones de carácter arbitrario y carentes de cualquier justificación con un mínimo de rigor. De igual forma, manifiesta que acudirá a todos los organismos competentes para impedir la extensión de esta grave situación en la ciudad mostrando el ejemplo de la mala práctica que constituye, señalando al Ayuntamiento como único responsable de cualquier posible accidente que se produzca como consecuencia de la aplicación del mal diseño.

Compartir en: