CERMI Comunidad de Madrid saluda que la Justicia liquide la OID, el primer foco de juego ilegal en España

Martes06 Oct.

Titular de la nota de prensa

La OID ha usado indebidamente durante décadas a personas con discapacidad en situación de necesidad para sus fines burdamente lucrativos.

El Comité de Entidades Representantes de Personas con Discapacidad de la Comunidad de Madrid (CERMI Comunidad de Madrid) saluda que la Justicia española, por fin, esté procediendo a la liquidación de la llamada “Organización Impulsora de Discapacitados” (OID), que durante décadas y con impunidad ha desarrollado actividades de juego ilegal, para las que ha usado a personas con discapacidad en situación de necesidad, como falsa coartada social.

El pasado día 1 de septiembre, el Juzgado de Primera Instancia y de Instrucción Número 1 y de lo Mercantil de Toledo, en el marco de un procedimiento concursal, adoptaba un auto en virtud del cual se declaraba disuelta la sociedad OID, sustituyendo a sus gestores por Administradores concursales, y se ordenaba la liquidación de la misma, con lo que se pone fin jurídico a una entidad cuyo modelo de negocio fue siempre la explotación del juego ilegal.

Para el sector social de la discapacidad, representante genuino de esta parte de la sociedad civil, esta decisión judicial es una buena noticia porque termina con una actividad ilícita que usaba a las personas con discapacidad como reclamo, pero que en realidad solo ha servido para el enriquecimiento desmedido de sus promotores, sin ninguna causa o valor social.

Una vez liquidada la OID, el movimiento CERMI exige a los poderes públicos la vigilancia estrecha y la persecución y sanción de cualquier intento espurio de reeditar esta Organización u otra parecida, pues ha quedado acreditada en sede judicial su ilicitud y mala administración, con grave daño para el tráfico jurídico.

Asimismo, reclama una solución social para las personas con discapacidad que estuvieran en plantilla de la extinta OID, para lograr su reinserción laboral en actividades lícitas que permitan su pleno y digno desarrollo profesional.

Compartir en: